Ella es Gaena, la elfa que me inspira y me acompaña.

19 de mayo de 2011

Mohandas Gandhi

La verdad perdurará por sí misma, todo el resto será barrido por el correr del tiempo.

El espíritu de la democracia no es una cosa mecánica que se obtiene mediante aboliciones formales. Es algo que exige un cambio en el corazón… Mientras uno se empeñe en conservar su espada, no ha conquistado en absoluto su intrepidez.

Resulta imposible que un individuo robe y simultáneamente pretenda conocer la verdad o alimentar el amor. Sin embargo, cada uno de nosotros, consciente o in­conscientemente, es más o menos culpa­ble de robo.

Para ser eficaz, la no violencia demanda la intrepidez y el respeto a la verdad. Es así: no es posible temer ni intimidar al que se ama. De todos los dones que nos fueron concedidos, sin duda alguna la vida es el más precioso.

Un hombre de fe permanecerá aferrado a la verdad, aunque el mundo entero luz­ca absorbido por la falsedad.

Todo en el universo -incluidos el sol, la luna y las estrellas- obedecen a determi­nadas leyes. Sin la influencia restrictiva de tales leyes, el mundo no perduraría un so­lo instante. Ustedes, que tienen la misión de servir a sus semejantes, se verán muy confundidos si no se imponen algún tipo de disciplina. Y no olviden que la plegaria es una disciplina espiritual necesaria. La disciplina y las restricciones autoimpues­tas son lo que nos diferencia de las bestias.

Puedo ser una persona despreciable, pe­ro cuando la verdad habla a través de mí, me vuelvo invencible… No poseo otra for­taleza que la que emana de la insistencia en la verdad. La no violencia surge de la misma insistencia.

Imprime esta entrada

0 comentarios: